sábado, 15 de mayo de 2010

Robin Hood: Gladiador Medieval.

Película: Robin Hood (EUA-Inglaterra, 2010)

Director: Ridley Scott.
Actores: Russell Crowe, Cate Blanchett, Max von Sydow, Mark Strong, William Hurt, Oscar Isaac, Kevin Durand.

Crítica: Esta película es un muy agradable cambio a uno de los personajes más famosos de la tradición inglesa.
Robin Longstride (Russell Crowe) es un gran arquero que luchó en las cruzadas al lado del rey Ricardo Corazón de León (Danny Huston). En Francia, durante su regreso a Inglaterra el rey muere, los caballeros que iban a devolver la corona igualmente fallecen en una emboscada, pero Robin junto con sus amigos logra recuperarla para así poder regresar a Inglaterra y además son encargados de devolver una espada a la región de Nottingham. Al devolver la corona, el hermano de Corazón de León, Juan (Oscar Isaac), es proclamado rey. El nuevo rey decreta la imposición de impuestos que tendrían graves consecuencias para quien no los pague, lo que ocasionará una revuelta en el país. Mientras tanto, en Nottingham, Robin entrega la espada a Sir Walter Loxley (Max von Sydow), quien lo tomará como al hijo que perdió en batalla, pues conocía el pasado de él y de su padre. Junto con Marion (Cate Blanchett), la nuera de Loxley y ahora su esposa; y la banda de Robin, buscarán liberar a Nottingham de la opresión del Rey Juan.


De niño siempre me pregunte por qué tenía ese disfraz (mallitas verdes) un ladrón, y Ridley Scott nos aleja de eso y de todas las características que caricaturizaban al “Petirrojo de la Capucha”, buscando darle una historia seria, histórica, con tintes realistas que dejarán a más de uno satisfechos; además que hace un muy correcto uso de la acción por medio de excelentes escenas de peleas y batallas que permitirán mantener al espectador durante casi 2 horas y media con mucha atención, con un aspecto visual que nos remite totalmente a la edad media, con una excelente dirección actoral, y con un guión de Brian Helgeland, Ethan Reiff y Cyrus Voris que tiene buenos diálogos y en el que se hace una fina reflexión de la política, mostrándonos que desde la Edad Media no ha cambiado mucho en cuanto a la injusticia y el enriquecimiento de los pocos. Quizás Scott ya no tiene la calidad de Alien o Blade Runner, pero sí la de Gladiador, consiguiendo revitalizar su formula (que no sucedió lo mismo en Cruzada) y volviendo a catapultar a un hombre ficticio transformándolo a la realidad. Lo que tal vez quitaría a la cinta son algunos gags que salen sobrando.
Las actuaciones son muy buenas: Russel Crowe y Cate Blanchett, además de realizar un trabajo más que satisfactorio como siempre, demuestran una gran química, Max von Sydow igualmente nos regala una más de sus excelentes actuaciones. El resto del cast cumple con una buena interpretación.
La dirección de fotografía de John Mathieson, con colores grisáceos, junto con el diseño de producción de Arthur Max logra transformarnos perfectamente a aquella Inglaterra Medieval. Además, para las escenas de acción Mathieson hace un buen uso de la cámara lenta y del movimiento.
La música de Marc Streitenfeld es efectiva pero no tan notable y un poco exagerada. En los aspectos técnicos creo que es lo que se podría mejorar.
En conclusión es una de las mejores adaptaciones que se le han hecho a este héroe, que vale la pena ver, pues no solo se queda en el relato.

Calificación:

2 comentarios:

romel dijo...

muy buana de mi gusto exelente

Gerardo dijo...

Muchas gracias romel, pues ha tenido algunas variadas críticas pero a mi parecer tambien es muy buena. Muchas gracias por seguir el blog!