lunes, 21 de diciembre de 2009

Bastardos sin Gloria: Tarantino no lo logra.


Película: Bastardos sin Gloria (En inglés Inglorious Basterds, en España Malditos Bastardos, EUA-Alemania, 2009)
Director: Quentin Tarantino
Actores: Brad Pitt, Christoph Waltz, Mélanie Laurent, Eli Roth, Til Schweiger, Daniel Brühl, Diane Kruger.

Crítica: Quentin Tarantino regresa y deja de lado el presente para mostrarnos su visión del pasado, una visión que aunque cuente con todos los elementos tarantinescos no sale muy bien librada como se podía esperar de Tarantino.

Érase una vez en la Francia ocupada por los Nazis, en la cual el Teniente Aldo Raine (Brad Pitt), un soldado judío-americano; el cual reúne a un grupo de sanguinarios militares llamados “Los Bastardos” para matar de la forma más despiadada a los hombres que odian a los judíos, a los Nazis. La historia esta contada en 4 capítulos en los cuales se mostrarán a los Bastardos más importantes así como los personajes que intervendrán en la cacería nazi: la actriz alemana Bridget von Hammersmark (Diane Kruger), quien planea un complot contra sus compatriotas; Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent), dueña de un cine, la cual busca venganza por la muerte de sus padres a través del malévolo coronel de la SS Hans Landa (Christoph Waltz), quien es el principal enemigo de los Bastardos después de Hitler (Martin Wuttke) , claro.

Quentin Tarantino, uno de los directores más polémicos del cine logra con Bastardos sin Gloria, su peor trabajo hasta ahora, lamentándolo decir; ya que aunque la cinta contiene algunos momentos magistrales (como el primer capítulo y el final en el cine) y le hace un gran homenaje al cine de principios del siglo XX y que el estilo visual se asemeja mucho al de las cintas bélicas antiguas y a los spaghetti western de Sergio Leone (de lo que hablaremos en la música y la fotografía), también contiene unos momentos innecesarios (como la larguísima y enfadosa plática en el bar) y que tienen al enfado total; ya que un aspecto importante en el estilo de Tarantino son los diálogos largos que llegan a durar de 5 a 10 minutos, pero la mayoría de las veces, esos diálogos son increíbles, mágicos, llenos de intensidad; pero en esta cinta no logra imprimirle la magia a esas conversaciones llegando a hacer muy plana la cinta, salvo las escenas violentas. Probablemente hubiese estado mucho mejor con una duración de dos horas que de 2 horas y media.



Las actuaciones no están nada equilibradas, pues Brad Pitt no le imprimió lo que pudo darle al personaje, quien se opaca y parece un personaje secundario al lado de las magnificas actuaciones de Christoph Waltz y Mélanie Laurent quienes le dan toda la carga emocional al filme, uno creando un imponente villano sin escrúpulos (totalmente justa su palma de Oro como Mejor Actor, esperen su Oscar a mejor actor secundario), y Laurent, quien aunque tenga un parentesco a La Novia de Kill Bill hace una gran actuación. Las demás actuaciones no son nada especial.



La selección musical, junto con las actuaciones de Waltz y Laurent, es lo mejor de la cinta, pues también logra darle vitalidad al filme, con temas de películas western o de mediados del siglo XX con compositores como Ennio Morricone, Dimitri Tiomkin y Charles Bernstein.

La dirección de fotografía de Robert Richardson también es muy buena, logra imitar a la gran fotografía de los filmes de Sergio Leone, fotografía que le encanta a Tarantino.

En los demás aspectos técnicos no esta mal, pues ahora, aunque suene extraño, el principal problema de la cinta es el guión de Tarantino, una cinta muy buena pero que no es la calidad que nos tiene acostumbrados el director de obras maestras como Tiempos Violentos, Perros de Reserva y la saga de Kill Bill. Queremos al Tarantino de esas cintas.

Calificación:



2 comentarios:

Esteban Gonzalez dijo...

para mi gusto, esta fue la mejor pelicula del año! Tarantino es un maestro y creo ha madurado. Esta pelicula tiene una gran actuacion de Cristoph Waltz y estoy completamente de acuerdo con que seguramente ganara un Oscar como mejor actor secundario por este papel. No creo esta pelicula este por debajo de sus otros trabajos como Kill Bill, Reservoir Dogs, o Pulp Fiction. Creo ha mantenido el mismo nivel y sigue madurando como director y escritor. Nadie crea personajes tan interesantes como Quentin.

Gerardo dijo...

Hola Esteban, pues antes que nada muchas gracias por unirte como seguidor del blog, muchisimas gracias.
Ahora respondiendo a tu comentario me parece correcto lo que dijiste, es una buena respuesta. Acepto tu punto de vista, creo que el Cine es el arte más subjetivo, ya que no todos tienen la misma opinión de una película. Tienes toda la razón que Tarantino crea personajes mejor que muchos, tienes toda la razón, pero creo (opinando por mí y siguiendo respetando tu punto de vista) que el ritmo en algunas escenas le faltó y hizo que se perdiera la emoción, cosa que no me sucedió con sus demás filmes, ese, como dice la crítica es lo que provocó que no me pareciera tan magistral como las demás.
Esperemos que con Kill Bill 3 tengamos la misma opinión.
Un saludo y espero que tengas felices fiestas!