domingo, 20 de diciembre de 2009

Asesinos por Naturaleza: Matando por amor.


Película: Asesinos por Naturaleza (En inglés Natural Born Killers, en España Asesinos Natos; EUA, 1994)
Director: Oliver Stone
Actores: Woody Harrelson, Juliette Lewis, Robert Downey Jr., Tom Sizemore, Tommy Lee Jones.


Crítica: Brillante, impactante, una excelente historia de amor, lo mejor de Oliver Stone, una gran cinta.
La cinta narra las aventuras de Mickey (Woody Harrelson) y Mallory (Juliette Lewis): dos personas con un mal pasado, alejadas y hartas de la sociedad, que manifiestan su inconformidad asesinando a personas. Los medios de comunicación, por medio del reportero Wayne Gale (Robert Downey Jr.) se harán cargo de crear una leyenda a estos dos seres que se hacen llamar Asesinos por Naturaleza.´

Oliver Stone crea una cinta donde se muestra como nunca su crítica al sistema comercial y de comunicaciones, uniendo su estilo con el de Quentin Tarantino, quien realizó el argumento en que se basaron Stone, David Veloz y Richard Rutowski para realizar el guión. La gran conjunción entre la visión realista y crítica de Stone, quien en esta cinta tiene un estilo más cercano a su etapa como guionista (Expreso de Medianoche y Scarface, de las cuales se hace una curiosa referencia en la cinta); con la violencia, los diálogos característicos y la representación de la sociedad estadounidense de Tarantino crearon un resultado fascinante: una historia cínica y sorprendente, contada en forma no lineal, con subtramas mostradas en distintos formatos (como series de televisión, documentales y por su puesto, videoclips y por su puesto, el formato cinematográfico) con una tremenda psicodelia que no se aleja de la realidad y que nos muestra un mensaje claro de la influencia de los medios de comunicación en la sociedad, que exalta más a los criminales que a las acciones buenas.




Las actuaciones son brillantes, sumamente convincentes y unos personajes muy bien formados: Woody Harrelson y Juliette Lewis nos brindan una gran interpretación, creando a la pareja más sádica del séptimo arte, una pareja sorprendente que para lograr vencer sus demonios liberan las almas de los demás (matándolos pues); Robert Downey Jr. en un gran personaje que representa totalmente a la televisión, un objeto que busca el éxito por medio del morbo; Tommy Lee Jones se roba cada cuadro en el que sale, probablemente su mejor actuación.

La música original de Brent Lewis me gustó mucho, con un gran estilo psicodélico me recordó a Carmine Coppola en Apocalypse Now; la música adicional es una selección brillante que complementa perfectamente bien las situaciones en la cinta, en algunas ocasiones con música que nos remite al área sur de los Estados Unidos, y la música clásica para los momentos híper violentos crea una gran emoción a las escenas.



La dirección de fotografía de Robert Richardson es también muy buena, con una gran variedad de estilos de filmación realiza una fotografía convincente para la historia y que sin el estilo no hubiese sido lo mismo la cinta.

Otro gran aspecto a destacar es la impactante edición quien también aporta un gran resultado para lo psicodélico que se buscaba mostrar en la cinta.

Una gran cinta, con escenas increíbles (como el impactante final), que dejará impresionado al espectador.


Calificación:



2 comentarios:

Rafa Salas dijo...

Esa misma acabo de ver, aqui en España Asesinos Natos, se trata de una gran película dirigida por Oliver Stone y con un notable guion de Tarantino verdaderamente fantastico.

Uki dijo...

Cómo amé esa peli... sin dudas es excelente!