viernes, 12 de febrero de 2010

El Resplandor: Chorros de Sangre y Locura

Película: El Resplandor (The Shining, EUA-Inglaterra, 1980)

Director: Stanley Kubrick
Actores: Jack Nicholson, Shelley Duvall, Danny Lloyd, Scatman Crothers, Philip Stone.

Crítica: A esta cinta, me aventuro a decir que es junto con El Exorcista (William Friedkin, 1973) la mejor película de terror de todos los tiempos, por su perfecta realización y porque no ha dejado de provocar gritos e imágenes pesadillescas en el público.
Jack Torrance (Jack Nicholson) es un escritor que es contratado para cuidar el Hotel Overlook durante el invierno, tiempo en el que es cerrado el lugar. El hijo de Jack, Danny (Danny Lloyd) posee un poder sobrenatural que le dice que no es buena idea el nuevo trabajo de papi, aunque no lo manifiesta. Así, Jack se muda junto con su esposa Wendy (Shelley Duvall) y Danny al hotel para que vivan en él cinco solitarios y nevados meses. Con el tiempo una fuerza extraña en el hotel afectará a la familia que tendrá consecuencias graves.
Stanley Kubrick fue un director que todo lo que tocaba lo convertía en oro, pues logró, en un guión de él y Diane Johnson superar a la obra del famoso escritor del género Stephen King, mostrando una historia terrorífica, con una increíble evolución psicológica de los personajes quienes logran transmitirnos sus sentimientos en la pantalla por medio de una increíble dirección de actores por parte de Kubrick y un muy buen cast logrando que nos den escalofríos con tan grandes escenas. Este fue la primer y única incursión de Kubrick al cine de terror y como siempre la convirtió en esencial del género. Kubrick siguió con su estilo de crítica social, una estética muy formal, y su obsesión para que las escenas quedaran realistas infundió una psicosis en los personajes haciendo que repitieran las escenas hasta que lograran transmitir miedo y locura, además de dejarnos una secuencia de créditos memorable y uno de los finales más perturbadores de todos los tiempos.


Las actuaciones como dije antes son fenomenales y son el mejor trabajo de su filmografía. Jack Nicholson explota todas sus capacidades actorales dando como resultado uno de los más psicóticos y violentos personajes de la historia del cine, así como una de las frases más famosas (Heeere is Johnny!!), Shelley Duvall, Danny Lloyd, Scatman Crothers brindan también una magnifica actuación.
La música de Wendy Carlos (quien también musicalizó Naranja Mecánica) y Rachel Elkind también favorece a enloquecer a los espectadores y a musicalizar el ambiente con una banda sonora de lo más psicodélica y sugestionante.
Otro gran aspecto del filme (y en general de las cintas de Kubrick) es la brillante dirección de fotografía de John Alcott (quien colaboró con Kubrick en 4 ocasiones), quien motivado por Kubrick fue uno de los precursores del uso en cine del Steadicam mostrándonos encuadres largos, con una gran movilidad, y muy bien realizados.
Los demás aspectos técnicos son buenos, sobre todo el también impactante montaje de Ray Lovejoy (quien colaboró también con Kubrick en 2001: Odisea del Espacio), que une muy bien las escenas.
En síntesis una sádica y perfecta cinta que impacta a todo aquel que la vea. ¡¡¡¡Redrum!!!!

Calificación:

1 comentario:

Dulce Gomez dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, de verdad que lo que tocaba lo convertía en oro, yo vi en hbo online la película de El Resplandor, creo que es excelente y que realmente supera al libro como dices, es más compleja y más aterradora.