miércoles, 23 de septiembre de 2009

Voy a Explotar: El Cine Mexicano explota lo mejor de él.

Voy a Explotar (México, 2008)
Director: Gerardo Naránjo
Actores: Juan Pablo de Santiago, Maria Deschamps, Daniel Giménez Cacho, Rebecca Jones, Martha Claudia Moreno.


Crítica: La mejor película mexicana desde El Laberinto del Fauno, una gran e innovadora cinta que llama la atención de todos, grandes, chicos y no tan chicos. Una gran reflexión de la sociedad mexicana. La película desarrolla la trama de dos adolescentes: Román y Maru, los dos no cuadran en este mundo, el primero es expulsado de su escuela al haber escrito notas de muerte a sus maestros, siente rencor de que su padre no le hace caso, en su nueva escuela, conoce a Marú, una chava que considera injusto todo lo que le ha sucedido, y si le pasaban cosas malas, los dos deciden escaparse de ese mundo y huyen, escondiendose en las narices de sus padres, esta huida los llevaran a conocerse mental y fisicamente. Un cuento de amor fuera de lo común. En esta película, Gerardo Naranjo explora al adolescente de manera exponencial a lo que hizo Alfonso Cuarón en Y tu mamá tambien..., y da gran naturalidad a los actores en algunas escenas un poco incomodas, mostrando todo su adentro y afuera, además de lograr realizar un filme meramente Guanajuatense, Guanajuatense porque el director Guanajuatense filma a Guanajuato como un personaje más dotando en el filme de su identidad y de su gente. El trabajo que aqui realiza Naranjo es un trabajo innovador para el cine mexicano por algunas formas de grabar, por la música que no es muy utilizada en el cine mexicano, por la forma de contar la historia, por lo explicito de algunas escenas y más hacen que se sienta como un nuevo tipo de películas, Naranjo esta vializandose como uno de los más prometedores realizadores de su generación. Las actuaciones forman un gran cast, realizan una convincente y natural forma de actuar y una buena dirección a los extras. Juan Pablo de Santiago y Maria Deschamps sobresalen como los protagonistas, pareceria ser actores muy profesionales, sin embargo es la primer película que aparecen, hacen un gran trabajo y como ya he dicho es de reconocer la naturalidad con la que realizan ciertas escenas sexuales. Daniel Giménez Cacho crea a un gran personaje (el padre de Román), un sinico y carismático gobernante, y Martha Claudia Moreno como la real representación de la madre mexicana. La música que no es original es muy original, volviendo a lo innovador, ya que mezcla generos como Rock, Banda, Opera y conjuntado se oye muy bien, y forman parte de la identidad de los personajes y sus situaciones, destaca la canción Naves que dan vueltas a un balón de Prin' La Lá. La dirección de fotografía de Tobias Datum es igualmente innovadora por algunos ángulos de cámara que muy pocas veces se ha visto, tanto en México como en el mundo, usa una iluminación que en la edición logra hacer escenas con buenas tonalidades de colores, destacando el azul al principio y el amarillo en la parte media, la fotografía igualmente nos adentra a la complicidad de Maru y Román. En los demás aspectos destaca el sonido, muy bien representando y otra vez para estar igual que Román y Maru, por ejemplo cuando escuchaban música la música era a todo volumen, cuando se quitaban los audifonos la música bajaba de volumen. El vestuario, maquillaje y demás bien logrado. Definitivamente la película mexicana (meramente mexicana) que deben ver en estos tiempos.


3 comentarios:

DDLM's. dijo...

"sinico" va con C, Cínico.

Cohuiná Cartonera dijo...

sí, stá bueno, hermano. Pero decime cómo se llama la canción que cantan ellos en la fiesta de quince años del pueblo. Os lo agradeceré muchísimo.

Gerardo dijo...

Hola amigo, pues para serte franco no recuerdo, y como no ha llegado a salir un DVD del filme no lo recuerdo ahora, lo siento mucho.