lunes, 23 de enero de 2012

Caballo de Guerra: Emociones a todo galope.

Película: Caballo de Guerra (War Horse, EUA, 2011)
Director: Steven Spielberg.
Actores: Jeremy Irvine, Peter Mullan, Emily Watson, Niels Arestrup, David Thewlis, Tom Hiddleston, Celine Buckens, David Kross.



-CRÍTICA CONTIENE SPOILERS-

Steven Spielberg nos demuestra una vez más que es capaz de llegar al corazón del público con la historia de Joey, un hermoso caballo que es vendido a unos granjeros en Devon, Inglaterra. Joey comienza a tener una gran amistad por Albert (Jeremy Irvine), su joven dueño. Un día Joey es vendido por el padre de Albert (Peter Mullan) al ejército para que luche en la Primera Guerra Mundial. Joey atravesará una serie de batallas y tocará el corazón de todos aquellos que lo posean, pero Joey y Albert anhelan el día en que puedan volver a estar juntos.
Spielberg nos ha advertido que se encuentra en una etapa creativa muy fuerte. En Tintín nos encontramos con el lado aventurero (Indiana Jones, Jurasic Park) de Spielberg, en Lincoln probablemente veremos al Spielberg de Munich y La Lista de Schindler, y en Caballo de Guerra nos reencontramos con el Spielberg emotivo de E.T., bélico de Salvando al Soldado Ryan y clásico de Amistad o El Imperio del Sol y con ciertas referencias a Sin Novedad en el Frente de Lewis Milestone, Lo que el Viento se llevó de Victor Fleming, El Corcel Negro o a la novela de El Llamado de la Selva, pues desarrolla una historia escrita por Lee Hall y Richard Curtis basada en la novela homónima de Michael Morpurgo en la que un personaje no humano llena de paz, bondad y alegría a un conjunto de personas en un mundo invadido por la desesperanza y la guerra. Spielberg logra realizar una película prácticamente perfecta en los aspectos técnicos pues la historia junto con la belleza visual y sonora que se plasma en la pantalla hipnotizan al espectador y esto se puede tomar como un defecto pues oculta sus errores, como una ligeramente excesiva emotividad que no permite que se toquen temas bélicos con mayor realismo e igualmente el hecho que todo se hable en inglés me parece el error más fuerte de la película, pues bien Spielberg pudo haber seguido los pasos de Eastwood, Tarantino, Gibson o hasta Jolie de utilizar los idiomas reales de personajes que en realidad no son británicos (alemanes y franceses), haciendo que cierta credibilidad se pierda en la cinta (no entiendo cuál es la dificultad de realizar así una película en Estados Unidos).



El reparto que si bien no es de superestrellas de Hollywood fue muy bien elegido y en general hacen una interpretación creible y muy correcta: Jeremy Irvine fue un gran descubrimiento de Spielberg, un actor con futuro, David Thewlis y Emily Watson siempre son agradables presencias en cualquier película, Tom Hiddleston cada vez se vuelve más popular y se encuentra en mejores proyectos y Niels Arestrup, Celine Buckens (Otro estupendo descubrimiento) y David Kross fueron muy bien elegidos por su nacionalidad aunque recalco que el hecho de que no hablen su idioma natal les resta valor. Sin embargo, el que roba la pantalla es el caballo Joey que fue interpretado por 11 equinos dependiendo del tipo de escena a filmar, teniendo uno de ellos la mayoría de las escenas, pero en general todos ellos hacen del real protagonista de la cinta un personaje no humano estupendo e inspirador.


La música de John Williams es un trabajo estupendo del compositor demostrando que es uno de los mejores, con temas con tonos que nos recuerdan a la música del cine de oro hollywoodense principalmente de cintas bélicas, del oeste y a piezas clásicas donde el tema The Reunion se puede convertir en un clásico de la música de bandas sonoras.
La fotografía de Janusz Kaminski es como dije antes otro de los aspectos que hipnotizan al espectador, con tomas de paisajes magnificas, travellings muy bien logrados y una paleta de colores cálidos para las escenas fuera de batalla y frías para las de la zona de guerra.
A destacar también es el diseño de producción de Rick Carter, la dirección artística de Andrew Ackland-Snow, los decorados de Lee Sandales y el vestuario de Joanna Johnston que logran transportarnos a principios del siglo XX.
Caballo de Guerra es una excelente película de la estupenda carrera de Spielberg (más no de las mejores), totalmente académica, que enaltece el valor y el amor a seres que comparten con nosotros el mundo, donde lamentablemente los excesos de origen se vuelven una debilidad e impiden que la cinta se vuelva un clásico, pero no impide que sea una de las mejores películas del estupendo 2011, un año donde cintas como esta se opacan por lo atrevido de otros proyectos.

Calificación:

 

2 comentarios:

Victor Morales dijo...

Es una cinta muy emotiva, sobre todo su ultimo tramo, pero me tambien pienso que es muy manipuladora, constantemente buscando la lagrima del espectador.

Para mi no se ubica ni de cerca entre lo mejor de Spielberg.

La ambientacion excelente, y la BSO de John Williams como siempre a un nivel notable.

Saludos.

Gerardo dijo...

Ni para mi Victor, primero tendría a La Lista de Schindler, Munich, las de Indiana Jones (salvo la última), Tiburón, E.T., Encuentros Cercanos, Jurasic Park, Inteligencia Artificial, Tintín y tal vez después ésta.

Un buen saludo.